¿Por qué ser financieramente libre?

Si has leído el post anterior que explica ¿Qué es la libertad financiera? habrás visto que lo más importante es saber por qué quieres ser financieramente libre. La importancia de un buen y un gran por qué radica en que este va a ser el motor que te va a impulsar y te va a ayudar a superar los obstáculos que se te presenten.

Dado el desconocimiento generalizado acerca de los conceptos que te llevarán a ser financieramente libre, puede que en momentos sientas que estás a punto de fracasar o que hasta que te vaya mal en algún proyecto. Por lo que es muy probable que tu fortaleza emocional se vea desafiada al punto de que pienses que no es posible lograrlo e intentes rendirte o cambiar de camino.

En esos momentos tener un ¿por qué? que realmente te motive hará la diferencia en que puedas lograrlo o no. Además dará un significado específico para ti de libertad, porque ser financieramente libre no es solo no tener que trabajar, sino llenar tu vida de las cosas que realmente te importen. Y dedicar tus días a lo que deje pleno de felicidad y satisfacción.

Dedicar tiempo a descubrir tu por qué hará que tu vida no sea vacía ni aburrida. Por qué hago hincapié en “vacía”. Porque vivir de rentas, por ejemplo, es simplemente una forma de no trabajar. Si a esto no le agregas cosas como, con quien vas a disfrutar de la libertad financiera, deseos conjuntos con tus seres queridos, o como evolucionarías y te desarrollarías como persona, a quién ayudarías, cómo sería de grande y maravillosa tu casa, etc.  Puede que no estés muy motivado ni logres el apoyo de tu entorno para lograrlo.

A muchas personas les pasan cosas por el estilo.  Tengo un amigo que tiene una pequeña empresa en la que él es el engranaje principal de la misma, él trata con los clientes, organiza el trabajo, cobra y un sin fin de actividades más. Obviamente trabaja más de 10hs al día. Y gana dinero, la verdad es que no se cuanto, pero le va muy bien. Al punto que podría ser financieramente libre.

Un día fui a buscar unos materiales que me había hecho y le pregunte, como siempre, ¿Qué tal estás? y él respondió, como siempre, “Hasta los coj—s”. Pero esta vez agregó …”En cualquier momento vendo esta empresa y me voy a algún país exótico y me libro de todo este estrés”.

Obviamente le aconsejé que haga todo lo posible por venderla y que se vaya!!. Después le comenté la opción de que venda una parte y así podría, además de tener dinero por venderla, mantener una renta anual que le permitiera vivir sin gastarse lo que obtendría y así poder tener la posibilidad de volver si algún día se arrepiente.

Todo sonaba maravilloso, pero al final la realidad es más fuerte y él acabó diciendo …”Y yo que hago todo el día sin hacer nada, si lo único que sé es trabajar” Obviamente su problema no era económico, estaba cansado de su vida y no sabía por dónde empezar para cambiarla. ¡No había pensado en qué haría si no necesitara trabajar!

Es complicado ver una persona rozando los 50 con una situación así, donde todavía podría hacer muchísimas cosas muy interesantes e importantes que le devolverían las ganas de comerse el mundo, sentirse joven y no languidecer en la rutina hasta el día de la jubilación. Y no me refiero necesariamente a proezas físicas como correr una maratón o escalar una gran montaña. Sino a cosas más terrenales.

Muchos de nosotros podemos estar gordos, aburridos, estresados, en soledad, sub-cualificados, en trabajos que no nos gustan, no jugar con nuestros hijos, etc. Y las excusas son muchas veces “no tengo tiempo de…”, “no tengo ganas de…”, “no tengo fuerzas para…” y es cierto.  El día es muy corto para todo lo que hay para hacer.

Pero en realidad todo esto está supeditado a la realidad de la gran mayoría, que es que todo lo quieren hacer tiene que ser después de estar mínimo 8hs al día trabajando más el desplazarse, más el resto de obligaciones de una vida normal (limpiar, cocinar, etc), comer, asearse y dormir. Con suerte tenemos una o dos horas al día para hacer las cosas que realmente nos importan, que nos sirven y nos hacen bien.

Para alcanzar la autorealización personal al máximo nivel y a una edad razonable, a lo que más deberíamos dedicar tiempo durante el día es a formarnos, para alimentar la mente y crecer; hacer ejercicio, para tener una buena salud; disfrutar de la vida, para mantener el corazón contento y plantearnos proyectos personales que realmente nos interesen, sean por motivos económicos o no.

Si tienes un empleo o eres un autónomo puede que hagas algo de esto al día, pero es casi imposible hacer cada una de estas cosas día a día teniendo tantas “cosas para hacer” y tantos compromisos que cumplir. Ni hablar si tienes una hipoteca a 30 años, dos hijos y no te guste tu trabajo. Esta puede ser una situación muy frustrante si eres una personas con inquietudes ya que tendrías muchos compromisos y estarías muy limitado a grandes cambios.

Ahora bien, imagínate ser afortunado y tener un buen empleo y  la posibilidad económica de donar 200 euros al mes para una escuela en un país con un gran subdesarrollo, donde las carencias de dinero y formación sean agudas. Pienso que a cualquiera le gustaría estar en una posición así. Tanto por los ingresos como por la posibilidad de hacer una donación de ese valor. La satisfacción de hacerlo sería inigualable al saber que estás ayudando seriamente.

Ahora imagínate que luego de haber hecho donaciones por un período de tiempo, te invitan a que los visites y te dicen que te recibirán con los brazos abiertos. Obviamente no puedes decir que no, así que vas. Cuando llegas te das cuenta que en realidad están diez veces más atrasados y carenciados de lo que pensabas, que con los 200€ hacen maravillas pero no alcanza ni para el 10% de lo que tienen que hacer. También ves que tú tendrías posibilidad de hacer las cosas mucho más eficientemente dada tu formación en el primer mundo. Y ahí viene otra vez la realidad amarga, ya que no dispones de tiempo porque que en una semana vuelves al trabajo. Aun con un buen empleo las limitaciones pueden ser muy importantes.

Lo que quiero mostrar con esto es que hay muchas razones para ser financieramente libre tanto desde un punto de vista egocentrista para disponer de medios económicos para premiarse a uno mismo con lo que más quiera y filantrópico para ayudar a los que lo necesitan.

Y obviamente más razones hay para disponer de la mayor cantidad de tiempo para dedicar a cosas que nos parezcan realmente importantes y que hagan una verdadera diferencia. Obviamente hay muchos que disfrutan de su trabajo y este en si mismo ya es todo en su vida. ¿Pero qué harían si pudieran realmente no trabajar? ¿Trabajarían o viajarían alrededor del mundo? Yo tengo mis dudas.

Te invito a que te tomes un tiempo para ti y que hagas el ejercicio de pensar qué cosas harías si no necesitaras trabajar nunca más en tu vida. ¿Vivirías en la playa, en una casa grande, en el centro de una capital? ¿Harías más deporte, te cuidarías más? ¿Ayudarías a los necesitados, como niños, abuelos, pobres, animales? ¿Lucharías por tus ideales activamente? ¿disfrutarías de tu casa con tus amigos sentados en tu sofá?

“Por lo tanto la Libertad Financiera para mi es: no necesitar trabajar nunca más y además: Disponer de mucho tiempo de calidad para dedicarle a mis hijos y a mi mujer. También a mi familia y amigos. Es entrenar para hacer el Triatlón Ironman. Darme varias vueltas al mundo en mucho más de 80 días con escalas en playas paradisíacas, pistas de ski, ciudades interesantes y más. Ir a muchos conciertos. Visitar a los seres queridos que viven lejos. Hacer seminarios y cursos y leer cosas que me apasionan. Ayudar a mi amigo Hilal a construir una escuela y un hospital en India. Ayudar a todas las ONGs que me lo pidan a mejorar sus eficiencias y lograr mejor sus roles en el mundo. Donar mucho, pero mucho dinero. En resumen vivir mi vida a pleno en todos los aspectos. “

Como ves comparto contigo lo que es para mí, con objetivos y sentimientos, es el primer paso para lograrlo. Hazlo tú también con tus seres queridos y si quieres compártelo como un comentario en este blog. Saca lo que tienes muy dentro tuyo, que en realidad hace que tengas ganas de vivir con intensidad. Mientras más lo difundas más cerca estarás de lograrlo. El universo funciona así!!!

En el próximo post hablaré, a grandes rasgos, de cómo ser Financieramente Libre. Luego en sucesivas publicaciones estaremos dando ideas más detalladas y herramientas para que puedas avanzar en tu proyecto.

Que sigas bien, y mejorando aun más!

Saludos

Mitchell

Publicado en: Libertad Financiera
2 comentarios sobre “¿Por qué ser financieramente libre?
  1. Pretty! This has been an extremely wonderful post. Many thanks for providing these details.|

  2. try this out dice:

    I simply want to say I’m very new to blogging and certainly enjoyed this web site. Likely I’m going to bookmark your website . You actually have incredible articles and reviews. Thanks for sharing with us your web page.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>